Cuarentena Roll

Al teniente Hiroo Onoda poco le importó haber sido el último en rendirse.

La deshonra no tiene fecha de vencimiento, y tanto él como el primer soldado capturado habían fracasado de igual manera al mandato imperial de ganar la guerra o la muerte.

Lo que Hiroo desconocía esa mañana lluviosa del 15 de Agosto de 1974 que fue descubierto, era que al pisar suelo Japonés se convertiría en héroe nacional de la Segunda guerra por haber peleado oculto e incomunicado en la selva Filipina una guerra que ya había terminado en 1945. Veintinueve años atrás.

Para suerte o castigo, la lealtad y compromiso que lo mantuvieron con vida también lo dotaron de una fama y popularidad desmedida. Obligándolo a refugiarse en Brasil en búsqueda de tranquilidad junto a Machie, el gran amor de su vida. Y en 2014 finalmente cumplir la orden pendiente y ganar su propia muerte.

Después de más de un año en pandemia hay días que pienso en Hiroo, en su historia y en nosotros.

¿Nos enteraremos cuando esto termine?

O quedaremos ocultos en nuestras trincheras de ladrillo, peleando una guerra contra un enemigo invisible que ya solo existirá dentro de nosotros mismos.

FIN

(Temo ser el último en enterarme. Si saben de algo por favor mándenme un DM! 🙏🏼 )

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Related Posts

Begin typing your search term above and press enter to search. Press ESC to cancel.