Los últimos

Cuando perdemos a alguien la vida como premio consuelo nos entrega puñado de “últimos”.

Adjetivos que se clavan junto a besos; a cumpleaños; a navidades; a vacaciones; a pascuas; a todo.

Es inútil culparse por no haberlos vivido con mayor intensidad. Si hubiésemos sabido que serían los últimos no habríamos podido ni siquiera respirar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Related Posts

Begin typing your search term above and press enter to search. Press ESC to cancel.