Google lo sabe todo.

El que nunca se buscó en Google que tire la primera piedra.

Algunos se buscan preocupados por su privacidad y se hacen los sofisticados hablando con palabras difíciles en los asados. Otros se buscan para alimentar su ego y chapear en alguna entrevista laboral que están en las primeras posiciones de traje; la verdad es que hay tantas razones como personas, en mi caso soy tan despistado que me olvido de todo, por lo que me busco para ver si google sabe algo de mi que yo no sepa. Sería algo como un proceso de autoconocimiento personal.

Como me he buscado y tengo autoridad para titular este texto “Google lo sabe todo”. Les voy a contar en tres puntos como llego a esta afirmación.

1. Google sabe que mi ortografía es pésima y aprobé Mecanografía (una materia -increíble- para aprender a escribir a máquina) de casualidad comprando el último trabajo práctico a un egresado de 5to. Y por eso lo primero que me pregunta, arriba y en color azul, es si me equivoque y quise escribir otra cosa. Bien ahí google, mucha chances de que yo tipee mal!

2. Google sabe que no soy rubio, ni tengo pelo largo, ni ojos celestes y mucho menos abdominales a lo Cristiano Ronaldo; por eso me muestra en el primer resultado los “maltagliati” (con una sola T); un fideo muy parecida a un tagliatelle cuyo nombre viene del italiano “Mal Tagliati” que significa “Mal hecho o mal cortado”. Ouch! Doloroso pero cierto.

3. Google sabe mi pasión por el fútbol y por el arco como todo gordito que quiso siempre hacer amigos. Y por eso el Segundo resultado es una nota de un diario del interior, que comienza con la célebre frase “Difícilmente alguien que conozca de fútbol, no asocie al apellido maltagliatti con el Arco”. Obviamente no habla de mi, sino de Damián Maltagliatti, arquero que tuvo unos buenos años en Instituto de Cordoba e Independiente allá por los 90’s, para retirarse como cajero del banco de cordoba y ahora operario de una grua. Gracias Google! Lindo gesto pero no somos parientes.

Estos tres resultados me pintan de pie a cabeza; y temo que si alguien se pone a leer entre links pueda llegar a conocer mis más profundos secretos.

Usted lector ya se buscó? Que está esperando? Vaya y cuéntenme en el comentario que le dijo Google. Tenga cuidado, ese muchacho lo sabe todo.

FIN

Taller de escritora / Googleate

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Related Posts

Begin typing your search term above and press enter to search. Press ESC to cancel.